TERCEROS MONITORES

Ya es la tercera semana que voy a monitores, y francamente es desesperante.
Tenía cita a las 10:30, me fui andando ya que no me pilla muy lejos de casa con mi marido. Y subí las escaleras hasta la tercera planta, asombrosamente estoy “mejor” que en todo el embarazo.
Al rato de estar allí, había muchas chicas, pasé, la matrona es la misma de siempre, muy maja.
Me pusieron las correas y me dieron como un botoncillo que debía apretarlo cada vez que mi bebe se moviese.
Sentí tres contracciones flojitas sin dolor, pero bueno ahí estaban.
Como mi peque mas o menos se movía, me dejaron salir pronto. Si se duermen y no se mueven te dejan mas tiempo para controlar.
image

Sobre las 12:50 pase a la consulta de la ginecóloga, de nuevo, por suerte, me tocó la misma.
Me subí a la camilla/potro y tacto, muy suave.
Y me dice que esperaba que estuviera mejor (o sea mas avanzada), mi Cuquito no apoya la cabeza, está muy alto, por lo tanto ni el cuello del útero se centra, ni empiezan las contracciones para dilatar… “Cubo de agua fría al canto”
image

Me hace ecografía y por suerte, y sé que es lo más importante, mi bebe esta sano y sigue cogiendo peso. “Punto favorable” yuju!!
Le digo que m ayude, que me oriente en que puedo hacer, que yo deseo con todas mis fuerzas dar a luz, qué puedo hacer? Dice que va a hacerme otro tacto, si yo quiero, para ver si puede permeabilizar la zona y le digo que si.
Durante unos minutos está “dale que te pego”, la sensación es dolor de riñones, de regla, soportable. Cuquito baja un poco y casi consigue “hamiltonear” pero vuelve a subir…y no se puede.
Nada, lo único que puede aconsejarme es hacer ejercicios con la pelota de pilates, pero por su expresión veo que la cosa esta difícil.
image

Me da cita para una semana después, si sigo igual que es lo más probable, programamos cesárea, si estoy mejor me propondrá inducción…
Y aquí mi ilusión de dar a luz se queda en esa consulta, salgo llorando, reviviendo de nuevo mi anterior embarazo, y sigo sin entender por qué otra vez me esta pasando lo mismo, si estoy caminando, subiendo escaleras.. Y todo lo que se supone que ayuda…y nada.
No ha servido de nada.

Mi marido me espera abajo (no ha podido entrar conmigo porque tuvo que ir a recoger al peque al cole) le cuento por encima, llamo a mi madre y lo mismo.
Pero ni me apetece profundizar ni hablar, porque aunque no sea una persona muy espiritual, ni crea en los extremos de parto natural en casa a toda costa, aunque no sea así, ellos no comprenden la importancia de mi deseo.
Me da miedo la cesárea, soy un poco hipocondríaca, por si le pasa algo a él lo primero, y luego a mi.
M da miedo esa soledad de quirófano, atada y atontada.
Me da miedo el no verlo hasta pasar muchas horas.
Me da miedo que lo dejen solo como a mi hijo mayor en una incubadora.
Me da miedo el dolor.
Me da miedo no poder valerme por mi misma para incorporarme y coger a mi bebé.
Me da miedo estar días hospitalizada sin la comodidad de mi casa.
Me da miedo no poder andar derecha.
Me da miedo que mi lactancia fracase de nuevo.
Y esto es lo que siento, y los que me dicen “que bien, que lo importante es que Cuquito este sano”. Pues eso sobra, claro que lo primero que a una madre le importa por encima de todo es que su hijo este bien!!! Estamos locos? y si él estuviera mal me sometería a 100 cesáreas o a lo que hiciera falta, como cualquier madre… Pero no es eso es mucho mas a dentro y partimos de que gracias infinitas, él esta bien.
Y eso es todo.
Ya os contaré en mis cuartos monitores.

kira

Anuncios

5 comentarios en “TERCEROS MONITORES

  1. Llora todo lo que tengas que llorar ahora! No te reprimas! Sácalo para poder centrarte el día que llegue y sonreirle cuando lo veas! Ánimos! No tuenes que reprimir tu tristeza! Sácala y rodéate solo de personas que apoyen tu dolor aunque no lo comprendan. Solo que te apoyen. Te mando un abrazo grande de alguien que ha pasado por esa espera amarga y ha vivido esos mismos miedos…

    Me gusta

      1. Muchas gracias a ti por poner las palabras exactas a los miedos que sentí y que no pude explicar bien a quien quería por no encontrar la forma… Por culpa de eso en parte, me sentí muy sola en esos momentos y otra vez lo compartiré mejor copiando tus palabras para definir mis miedos! 😉

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s